7 de abril: Día Mundial de la Salud

Fogging to prevent dengue and other diseases with mosquitoes as transmitting agent. Provincial Health Office of Bali regularly conducts fogging for the capital of the province, Denpasar. 18/06/2011. WHO/Budi Chandra.

Fogging to prevent dengue and other diseases with mosquitoes as transmitting agent. Provincial Health Office of Bali regularly conducts fogging for the capital of the province, Denpasar. 18/06/2011. WHO/Budi Chandra.

El 7 de abril de 1948, en respuesta al acuerdo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se constituyó la Organización Mundial de la Salud (OMS), el organismo internacional que fuera responsable de apoyar a todos los países para alcanzar los estándares de salud más altos posibles.

Por este motivo, cada 7 de abril, la OMS elige un tema prioritario de salud pública para concienciar a la sociedad y fomentar medidas de acción y prevención orientadas a disminuir la mortalidad y morbilidad. En 2014 se aborda el problema de las enfermedades transmitidas por vectores, animales que transmiten patógenos y pueden propagar enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla o la enfermedad de chagas, esta última la enfermedad parasitaria que más muertes provoca en América Latina.

Desde nuestro primer mundo, este no parece un tema muy relevante. Pero los avances científicos desarrollados en el ámbito de la salud contrastan de forma preocupante con la realidad de todos estos problemas aún sin resolver.

Las desigualdades en salud existentes discriminan a las personas que viven en las zonas del mundo menos desarrolladas, quienes siguen desprotegidas ante estos riesgos tan irrelevantes en nuestra vida cotidiana. Entre las enfermedades transmisibles más relacionadas con la pobreza están el sida, la malaria o la tuberculosis, todas ellas ya controladas en los países desarrollados, pero que continúan siendo los principales problemas para la salud mundial.

Las que afectan al conjunto de la población son enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, los trastornos neuropsiquíatricos y los traumatismos. Son suceptibles de prevenir o de mitigar modificando las condiciones y hábitos de vida de las personas y de las sociedades. A través de estrategias de salud pública que respondan a aspectos biomédicos y psicosociales, como la mejora en la nutrición, la disminución del tabaquismo o la promoción de estilos de vida saludables, se ha conseguido reducir los índices de mortalidad y morbilidad en la población.

El reto para la salud mundial está en la erradicación de la pobreza y de las desigualdades de oportunidades en las diferentes partes del mundo.

Cuestiones ya superadas y vencidas para unos  tienen que hacerse realidad y generalizarse a otros que han nacido en un lugar donde tratamientos comunes y medidas de protección básicas aun no son accesibles.

Una respuesta a “7 de abril: Día Mundial de la Salud

  1. Pingback: ¡Celebramos nuestro primer año! |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s