¿Por qué vale tan poco la vida de las mujeres?

cartelmalvaluna

La semana pasada tuve la gran oportunidad de participar en la acción formativa Violencia Contra las Mujeres: Respuestas desde el Feminismo, organizadas por el Área de Igualdad y Desarrollo Local de la Diputación de Badajoz y la Asociación de Mujeres Malvaluna, y celebradas en la sede de la UNED en Mérida.

Iniciamos la tarde del jueves, 8 de mayo, con la presencia de la gran antropóloga e investigadora feminista Marcela Lagarde y de los Ríos. Su exposición, Claves Feministas en el análisis y tratamiento de la Violencia contra las Mujeres,  fue una crítica feminista a todas las construcciones de la violencia. Considera que utilizar la categoría “de género” analiza, y no sólo describe,  las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres y “contra” (y no “hacia”) las mujeres.

Ante la ceguera personal y social con las que se “invisibiliza” la violencia, se hace necesario mirar y nombrar la “violencia como violencia”, no sin antes comprender que antes de eso hubo que llamar “patriarcado al patriarcado”.

Marcela insistió en la necesidad de integrar el análisis de la violencia al tipo de Estado, circunscribiéndola al análisis histórico y social. Para “prevenir”, “deconstruir” o “eliminar” la violencia en todas sus formas, desde las más sutiles hasta el feminicidio, son necesarias estrategias concretas para visibilizar la violencia allá donde no la vemos. Exige poner en valor los aportes de las mujeres en la historia y empoderarlas, generando conciencia y conocimiento de derechos y articulando Desarrollo y Democracia desde una perspectiva de Género:

Una democracia “en serio, directa, participativa y ciudadana, que transforme el modelo actual en un modelo de desarrollo con “rostro humano” apoyado en el Estado del Bienestar.

El viernes 9,  iniciamos la jornada con la gran aportación de Amelia Varcárcel y Bernaldo de Quirós, Catedrática de Filosofía y Política de la UNED. Comenzó su esperada e interesante presentación, Violencia Estructural y Feminismo,  haciendo un recorrido histórico y literario sobre el “Modelo de Feminidad” interiorizado, basado en los valores de respeto y obediencia, en contraposición con el “Modelo Masculino”, al que se le exige, por un lado, “ser violento”, y por otro, “saber gestionar el nivel de violencia” desde el “ideal del caballero” y desde el “amor cortés”.

La mujer, que aprende a estar en una “vida contenida” puede responder con desobediencia o con imprudencia, lo que constituiría una fuente de riesgo para ser agredida.

Y también genera un riesgo el manejo de la propia igualdad, en un mundo donde las leyes que promueven la igualdad coexisten con las leyes tradicionales del Patriarcado.

Posteriormente, Marisa Tena Hidalgo, compañera abogada, miembro de la Asociación de Mujeres Malvaluna, habló, desde el gran conocimiento y experiencia en la defensa de los derechos, de lo que se sabe que pasa pero que nunca se cuenta,  en relación con las leyes y con los procesos por el que pasan las mujeres víctimas de violencia de género. En su ponencia, Alternativas feministas en la Intervención ante la Violencia contra las Mujeres, volvió a incidir en la idea de que “la mujer no puede pasar de ser sujeto de derechos para convertirse solo en una víctima”, remarcando la necesidad de que los profesionales de todos los ámbitos seamos activos y participemos con la emisión de informes que describan la realidad que conocemos.

Para finalizar, Alicia Miyares Fernández, reconocida feminista y doctora en filosofía, profesora en Enseñanza Secundaria y colaboradora de la Universidad de Oviedo intervino con la presentación Violencia contra las Mujeres: Reacciones y Respuestas.  Preocupada porque ciertas reacciones y respuestas se han institucionalizado, hizo una crítica a la posición actual por la que se explican las diferencias entre géneros.

Por un lado, haciendo hincapié en la peligrosa, pero no menos actual, activación de los fundamentos naturalistas sobre la desigualdad provenientes de las ciencias emergentes, desde el ámbito de la Sociobiología: cuestiones que ponen en valor la fuerza y otras características atribuidas a lo masculino, y minimizan el poder de la capacidad reproductiva y otras características tradicionalmente al mundo femenino. Y por otro lado, incidiendo sobre las reacciones procedentes de fundamentos religiosos para justificar esa desigualdad, que se mantienen como “razones verdaderas para esgrimir un discurso valorativo y normativo”.

Gracias a Marcela, Amelia, Marisa y Alicia por vuestra manera de compartir con nosotras vuestro conocimiento y aportarnos un trocito más de vuestra visión feminista de la situación actual, y sobre todo por vuestra dedicación continua para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres. Gracias también a las mujeres que han promovido y organizado estas jornadas.

Terminaré con un dato que reconoce el valor de las estrategias puestas en marcha para erradicar la violencia de género: 800.000 mujeres en España han tenido medidas de protección en la última década. Muchas de ellas han salvado su vida, cuando su  historia podría haber acabado en un trágico final. ¡Por la libertad de las mujeres!

2 Respuestas a “¿Por qué vale tan poco la vida de las mujeres?

  1. Pingback: ¿Cuál es tu historia de amor ideal? |·

  2. Pingback: La violencia de género: De la invisibilidad al asesinato |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s