Vivir en otro cuerpo…

12595524864_4a550f9285_h

Imagina que mañana te despiertas encerrado/a  en un cuerpo que no te pertenece. Que no te sintieras como un ser completo e integrado, sino que una parte de ti, la parte física, no se correspondiera con la parte emocional o sentida. Que los demás esperaran de ti que mostraras una actitud para la que no te sintieras preparado/a, que ejercieras  un papel contrario al que crees que debes desempeñar de manera natural en tu vida. Y que cuando te dejaras llevar y te mostraras tal como eres, fueras inmediatamente corregido/a  y arrastrado/a hacia formas de comportamiento incongruentes con tu naturaleza.

Esa sensación de pesadilla que ahora vagamente puedes imaginar es la que mantienen durante años miles de personas con disforia de género o trastornos de la identidad sexual. Uno de cada 10.000 nacidos varones es una transexual femenina y una de cada 30.000 nacidas mujeres es un transexual masculino. 

Ya es incuestionable que todos y todas nacemos con un cerebro masculino o femenino, y la neurociencia ha demostrado que esto es inmodificable. Y es a partir de los 2 ó 3 años de edad cuando se empieza a ser consciente de la propia identidad de género, de forma que vamos construyendo nuestra manera de pensar, sentir y actuar en nuestro sexo y género como indica el modelo de sociedad en que vivimos. Es a partir de esta temprana edad cuando la persona transexual  empieza a notar la diferencia con respecto a su grupo de iguales y a sentir el malestar psicológico propio de saber que “la mente no esté de acuerdo con el cuerpo en el hecho de ser niño o niña”.

“Mi estado emocional normal es de tristeza, pues no me gusta mi cuerpo, y la sociedad me impide hacer cosas que me gustaría hacer. Por eso, quiero ver mi cuerpo real para poder ser yo al completo y ser feliz”

Estos chicos y chicas sufren una doble dificultad. Por un lado, la disforia por su propio sentimiento,  y por otro, la dificultad que conlleva la ocultación de lo que le pasa, ante la vergüenza y la culpa de no cumplir la expectativa ante las personas que le rodean. Si acaso, reciben de algunas pocas personas de su entorno  un ápice de comprensión, normalmente mal entendida como una situación de homosexualidad, ya más aceptada socialmente, pero que es una situación de diferente índole al problema de identidad sexual que planteamos. Aunque pueden darse conjuntamente, igual que en población general la mayoría  tiene claro que es heterosexual,  y que es su cuerpo el que está confundido.

Sienten rabia, agresividad, culpa, vergüenza, sentimientos de inferioridad, aislamiento social, dificultad para concentrarse, disminución de actividades sociales y de ocio, y en algunos casos desarrollan sintomatología de ansiedad y/o depresión grave. Muchos/as intentan aguantar sin expresar su realidad abiertamente hasta la edad de la adolescencia o adultez, cuando el sufrimiento es demasiado elevado y cuando el coste de haber vivido una vida forzada por la presión social ha tenido consecuencias muy negativas a nivel cognitivo, emocional y conductual.

En jóvenes, el índice de suicidios de personas transexuales es muy superior que en población normal.

Afortunadamente, la percepción social va aumentando la tolerancia hacia la diferencia y la respuesta familiar la mayoría de las veces es de acogimiento y apoyo durante todo el proceso,  hasta que se consigue visualizar el cambio corporal que integra cuerpo y mente en un ser global y en una vida real. Normalizar y  elevar el concepto  de persona por encima del de  identidad de lo masculino o lo femenino será lo que permita avanzar a las ciencias médicas y psicosociales, de forma que puedan ofrecer respuestas eficaces a una circunstancia vital cada vez menos estigmatizada.

Más info en “El sexo sentido“.

 

Una respuesta a “Vivir en otro cuerpo…

  1. Pingback: ¡Celebramos nuestro primer año! |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s