Atención psicológica a personas con cáncer

WCD2015


“Las personas que tienen cáncer no sólo precisan de ayuda médica, buenos centros de diagnóstico  y tratamientos, sino también de una ayuda psicológica que les permita vivir su vida con el menor sufrimiento y una mejor calidad de vida”. Ramón Bayés

 

Hoy en día el tratamiento del cáncer va más allá de los avances producidos en medicina. La enfermedad oncológica trasciende la problemática médica para afectar a la totalidad de la persona y su entorno, provocando una experiencia de sufrimiento, vulnerabilidad y drama.

El impacto del diagnóstico genera reacciones de ansiedad, rechazo, inseguridad, deterioro de la autoestima y pérdida de la autonomía personal, que se consideran tan importantes como los síntomas físicos. Además, con la enfermedad  suelen aparecer desajustes en las relaciones con las personas cercanas y en las responsabilidades laborales.

Por este motivo, cada vez se tiene más en cuenta la importancia de los aspectos psicológicos y sociales en el abordaje de esta enfermedad y se hace más urgente la colaboración entre los profesionales de la medicina y de la psicología de la salud. En primer lugar, porque se ha demostrado que atendiendo a estos aspectos se logra mejorar la calidad de vida de los pacientes, y en segundo lugar, porque lo emocional forma parte, igual que lo biológico, del proceso de salud y enfermedad.

Cada paciente es único y su forma de responder a los tratamientos es diferente. El tratamiento psicológico pretende resolver los problemas emocionales que pueden surgir a lo largo del proceso, desde el asesoramiento y entrenamiento en estrategias de afrontamiento y control.

La asistencia psicológica está indicada en los distintos momentos de la evolución de la enfermedad,  ya que cada una de las fases del proceso se caracteriza por unas dificultades específicas:

  • En la primera fase, se muestran las reacciones habituales ante la noticia del diagnóstico: miedo, negación, rabia, ansiedad, culpa, aislamiento o depresión. El objetivo es facilitar la expresión emocional, ofrecer información y aumentar la percepción de control y la adherencia a los tratamientos.
  • Durante el tratamiento, la psicología de la salud ayuda en la adaptación a la enfermedad durante el proceso de tratamiento médico, incidiendo en la ansiedad, angustia, efectos secundarios, fobias o depresión, y fomentando estilos de afrontamiento activos frente a las preocupaciones y miedos.
  • En fases post-quirúrgica o post-tratamiento, es necesario superar las dificultades relacionadas con las posibles secuelas físicas, psicológicas y sociales que haya podido provocar la enfermedad o los tratamientos, así como facilitar la reincorporación a las actividades e intereses significativos para la persona.
  • En fases de recidivas, en que el impacto emocional suele ser más intenso que en el momento del diagnóstico inicial, los objetivos terapéuticos son facilitar la adaptación al nuevo estado de la enfermedad,  la prevención y tratamiento de psicopatologías y atender a las necesidades emocionales de la familia frente a la recaída.
  • En las últimas fases de la enfermedad, es determinante la detección de las dificultades que el paciente y su familia puedan presentar y, llegado el caso, el acompañamiento en el proceso de morir y la elaboración del duelo por parte de las personas cercanas.

El lema de 2015 en el Día Mundial contra el Cáncer, a nuestro alcance”, recuerda que un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

No olvidemos la labor de prevención desde la psicología de la Salud. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo de tabaco.

La terapia cognitivo-conductual ofrece métodos eficaces para modificar la prevalencia de los cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos asociados al cáncer y responsables del 30% de las muertes: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol. Invertir en ellos contribuiría a reducir la carga mundial de esta creciente enfermedad.

Una respuesta a “Atención psicológica a personas con cáncer

  1. Pingback: ¡Celebramos nuestro primer año! |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s